Intensivo de Vals Criollo Lunes 26 - Martes 27 de Agosto 21:00hs

Intensivo de Vals Criollo 

Lunes 26 - Martes 27 de Agosto 21:00hs                           

En estas clases vas a descubrir :                                 
- Percepción de la torsión interna del cuerpo para la producción de los giros.
- Juegos Rítmicos y movimientos característicos.
- Secuencia típicas y su musicalidad.

Contribución :
Si cuentas con tu Carnet Yumba "Todos" los Seminarios de agosto están incluidos en tu tarifa club.

Si todavía no tienes tu Carnet:
Seminario de Milonga :
2 clases = 30€/persona -  50€/ pareja
1 clase  =  18€/persona

Puedes consultar también : Seminario de Milonga - Tango Canyengue - Tango Salón
Seminario Iniciación (del 20 al 23 y del 26 al 29 a las 20:00hs)


Info e Inscripciones:
Wsapp :(+34) 626 107 415
Mail: infotangos@gmail.com

<><><><><><><><><><><><>  

Queres saber mas sobre el vals?

La Real Academia Española define al vals como un baile de origen alemán, que ejecutan las parejas con movimiento giratorio y de traslación. Se acompaña con una música de ritmo ternario, cuyas frases constan generalmente de 16 compases, en aire vivo.

La mayoría de los expertos ubican su nacimiento en el Tirol y mencionan como antecedente «la volte», una danza también en tres tiempos del siglo XII. Lo cierto es que en el siglo XIX se populariza, toma su nombre definitivo y lo encontramos en la ópera y en el ballet.

En el siglo XIX, el vals vienés se danza en Buenos Aires y en Montevideo, con especial auge en las clases sociales acomodadas, reemplazando a las danzas antiguas y conviviendo con otros ritmos nuevos: polcas, chotis y habaneras.
El pueblo (Obreros, portuarios y mujeres que trabajaban en casas de familia) comienza a expresarse con el vals vienés, pero de una manera distinta, adaptándolo a sus gustos y a sus instrumentos musicales.
Así nace el vals criollo; al principio en las cuerdas de los payadores y enriquecido más tarde, con el aporte de la inmigración que traían consigo las músicas y bailes de sus países.
En Argentina, a finales del XIX y principios del XX, el ritmo de moda en el pueblo era sin duda el tango y el tango-milonga. Por eso, el vals comienza a tocarse con una instrumentación típica del tango y con tiempos y cadencias tangueras. Como los tangos solían ser cantados, los valsecitos también lo fueron, algo que lo diferencia claramente del vals vienés, que nunca fue cantado.

A este vals también se le llama vals cruzado.  La caminada puede ser normal o cruzada, por la izquierda, por el centro, o por la derecha de la chica. En la caminada, se pueden intercalar otras figuras como ochos, traspiés, o simples balanceos.
En cualquier caso, la cuestión no es qué figuras hay que hacer. La cuestión es saber adaptarlas a la música, ya que estamos pasando del compás 4x8 del tango, al compás 3x4 del vals criollo.